Respuestas a las preguntas más habituales que se le hacen al dentista

Desde Clínica Emedental queremos que sepas que siempre que tengas alguna duda, alguna molestia o algún problema bucodental, puedes contar con nosotros. Sin embargo, y en pro de compartir conocimiento y de resolver las dudas más frecuentes, os dejamos aquí un pequeño recopilatorio con las respuestas más buscadas en nuestras consultas.

¿Por qué debo acudir al dentista con regularidad?

Hay mucha gente que sólo acude al dentista cuando los problemas se hacen notar, énfasis en esto último. Muchos de los problemas bucodentales son completamente asintomáticos hasta que se llegan a las etapas avanzadas de la enfermedad, como por ejemplo en el caso de las caries.

Las caries a menudo no duelen hasta que afectan al nervio. El dentista puede detectar la caries hasta tres o cuatro años antes de que se desarrolle cualquier síntoma; este tipo de detección temprana puede ayudar a prevenir tratamientos del conducto radicular.

Es posible que creas que estás ahorrando dinero, tiempo y molestias al no acudir al dentista de forma regular, pero tal y como te estamos contando, estás equivocado. Asegúrate de acudir a revisiones regulares para atrapar los problemas bucodentales antes de que se manifiesten.

¿Por qué debo usar hilo dental?

El hilo dental reduce el número de bacterias en tu boca. El cepillado elimina una gran parte de ellas, pero el hilo se ocupa de aquellas a las que el cepillo no puede alcanzar. Si no usas hilo dental, permites que la placa permanezca en tus dientes. Finalmente se endurece y se convierte en sarro.

Y mientras que la placa puede eliminarse con el cepillado y el hilo dental, sólo el dentista puede quitar el sarro.

¿Cómo consigo que mis hijos se cepillen los dientes?

En este asunto, como en tantos otros, lo más importante es convertirte en el modelo a seguir; a los niños les gusta imitar lo que hacen sus padres, por lo que si demuestras buenos hábitos de higiene dental, te imitarán.

Lo ideal para conseguir que tus hijos se cepillen los dientes es llevarlos al dentista a una edad temprana. Es recomendable llevar a tus hijos al dentista antes de su primer cumpleaños o después de la irrupción del primer diente.

¿Cómo puedo prevenir la caries?

Cepillándote durante dos o tres minutos, que es lo que cuesta eliminar las bacterias que dañan nuestro esmalte dental. No te cepilles con demasiada energía, ya que se necesita muy poca presión para eliminar las bacterias y la placa. Usa también el hilo dental al menos una vez al día.

Reduce el consumo de azúcar, ya que las bacterias lo adoran. Ten en cuenta que alimentos como el pan blando o las golosinas se adhieren a los dientes, por lo que es recomendable cepillarlos después de consumirlos.

Si no puedes cepillarte después de una comida, enjuágate la boca con agua, ya que puede ayudar a eliminar la comida de tus dientes. Masticar chicle sin azúcar después de una comida también puede ayudar. Masticar favorece el flujo de saliva, la cual actúa como un limpiador natural que combate la placa.

¡Y no te olvides de tus visitas al dentista! Los buenos hábitos dentales son los que evitan la caries.

¿Por qué los dentistas hacen radiografías?

Muchas enfermedades orales no se pueden ver con un simple examen bucodental. El uso de los rayos X puede revelar:

  • Pequeñas áreas de caries entre los dientes o debajo de los empastes.
  • Infecciones en el hueso.
  • Enfermedad periodontal (de las encías)
  • Abscesos o quistes
  • Anomalías de desarrollo
  • Algunos tipos de tumores

Encontrar y tratar problemas bucodentales de manera temprana puede ahorrar tiempo, dinero y molestias innecesarias. Las radiografías nos permiten detectar daños en las estructuras orales que no tienen por qué ser visibles durante un examen regular.

¿Qué es el flúor y por qué es tan importante?

El flúor es un mineral que se encuentra de manera natural en muchos alimentos, así como en el agua. Algunas fuentes naturales de flúor son el té, el pescado en conserva, las espinacas, las manzanas o la leche desnatada.

El flúor es importante para la salud dental porque ayuda a prevenir las caries al hacer que el esmalte dental sea más resistente a los ataques de ácido de las bacterias de la placa.

El flúor puede revertir el inicio de una caries en su estadio inicial y prevenir la pérdida temprana de piezas.

¿Qué son los selladores dentales?

Los selladores dentales son un arma muy efectiva contra la caries. Son un revestimiento delgado sobre las superficies molares y premolares. Los selladores actúan como una barrera, protegiendo tus dientes contra las bacterias que causan la caries.

Los selladores dentales pueden ayudar a:

  • Evitar que la comida, los ácidos y la placa se asienten en los surcos de los molares y premolares
  • Evitar el deterioro y las caries
  • Ahorrar el tiempo, dinero e incomodidad de recibir un relleno por caries

Los selladores dentales son efectivos tanto en adultos como en niños, y tienen una duración de entre cinco y diez años. A pesar del hecho de que los selladores son más baratos que los empastes, solo un pequeño porcentaje de niños en edad escolar tienen selladores en sus dientes permanentes.

Los adultos que no tienen caries o deterioro en sus molares también pueden aplicarse selladores.

¡Me he roto un diente! ¿Se puede salvar?

Las lesiones orales a menudo son dolorosas y deben ser tratadas por un dentista lo antes posible. Si te has roto un diente, estos consejos pueden salvarlo:

  • Enjuaga, el diente para eliminar la suciedad o los residuos. No frotes, podrías dañarlo aún más.
  • Coloca el diente limpio en tu boca, entre las mejillas y encías o debajo de la lengua.
  • No intentes volver a colocar el diente en la encía, ya que podrías causar más daños.
  • Acude al dentista. La reimplantación exitosa solo es posible cuando el tratamiento se realiza lo antes posible.
  • Si no es posible guardar el diente en la boca de la persona lesionada, envuélvelo en un paño limpio o una gasa y sumérgelo en leche.

Deja un comentario