¿Qué es la cirugía oral y maxilofacial?

Los cirujanos orales y maxilofaciales son especialistas en el diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de trastornos que afectan el complejo facial y óseo, incluidas las mandíbulas y la cavidad oral.

Los cirujanos orales y maxilofaciales se centran en tratar problemas relacionados con los tejidos duros y blandos de la cara, la boca y las mandíbulas (la mandíbula superior se conoce como maxilar). La cirugía oral y maxilofacial se practica frecuentemente en las clínicas dentales.

Los cirujanos orales y maxilofaciales pueden realizar todo tipo de cirugía oral: desde tratamientos complejos que pueden requerir procedimientos más invasivos o niveles más profundos de sedación, como pueda ser la implantología dental, hasta los procedimientos más comunes, como las extracciones simples.

Procedimientos realizados por cirujanos orales y maxilofaciales

Las extracciones dentales son posiblemente el procedimiento más común que realizan los cirujanos orales, concretamente, las muelas del juicio. Por lo general, se requiere cirugía menor para extraer las muelas del juicio impactadas, incluso aunque no estén produciendo ningún síntoma aún. Afortunadamente, este procedimiento es rutinario, y se realiza en la clínica dental utilizando técnicas de sedación.

La cirugía mandibular correctiva (ortognática) es necesaria cuando la ortodoncia no es suficiente para corregir una mordida desalineada. En otros casos, el tratamiento quirúrgico repara anomalías congénitas o trata afecciones de ortodoncia graves, problemas óseos y otros trastornos. En este procedimiento, generalmente realizado bajo anestesia general, los huesos de la cara y la mandíbula se reposicionan para alinear las mandíbulas y los dientes. Los cirujanos orales trabajan conjuntamente con ortodoncistas en la planificación y realización de este tipo de cirugía, que puede ser necesaria cuando la ortodoncia por sí sola no puede corregir el problema.

La cirugía maxilofacial también tiene una base sólida en el trabajo dental estético y restaurador, como la colocación de implantes dentales, el sistema de sustitución dental preferido por muchos pacientes. Dependiendo de la condición de la mandíbula, se pueden requerir procedimientos de injerto óseo para una colocación adecuada de los implantes en la mandíbula.

Además de estos procedimientos, se puede recurrir a la cirugía maxilofacial para consultar casos de apnea obstructiva del sueño, dolor facial e infecciones, biopsias y extirpación de lesiones, y diagnóstico y tratamiento de algunos cánceres orales.

Deja un comentario