Diferencias entre prótesis dental fija y prótesis dental removible

Las prótesis dentales pueden ser fijas o removibles. Solo tu dentista especializado puede recomendarte la mejor opción para ti, dependiendo de varios factores. Si has perdido la mayoría o todos tus dientes, pero aún tienes suficiente estructura ósea de soporte, es probable que seas un buen candidato para una prótesis dental fija, mediante implantología dental. Esta prótesis permanente y no removible podría ser una buena opción para ti, siempre y cuando no necesites soporte para los labios y / o la cara.

Para un paciente con pérdida significativa de dientes, así como con soporte cuestionable de labios, huesos y cara, una prótesis dental fija podría no ser la respuesta. En cambio, sí sería un buen candidato para una prótesis dental removible.

Factores a la hora de recomendar una prótesis dental fija o removible

Además de tener en cuenta el soporte dental que tiene un paciente, a menudo existen otros factores que determinan las recomendaciones que puede hacer un profesional dental:

Higiene

Independientemente de la salud actual de los dientes y la boca de un paciente, cada dentista tiene como objetivo mejorar todo el conjunto. Una prótesis dental removible permite al paciente limpiar y mantener los dientes y tejidos que quedan.

Estética

Para la mayoría de las personas, la apariencia estética con la que se percibe una prótesis dental en particular es el factor más crucial a la hora de elegir entre una prótesis dental fija o removible. Cualquier profesional dental no solo comprende la ciencia detrás de la estética facial, sino también cómo puede darte las herramientas necesarias para aportar armonía y equilibrio a tu cara.

Mantenimiento

Muchos pacientes no tienen en cuenta los problemas de mantenimiento de sus prótesis dentales al considerar sus opciones. Si bien es cierto que tanto las prótesis dentales fijas como las removibles deben mantenerse adecuadamente, las removibles hacen que el proceso sea más fácil y más rentable para el paciente.

¡Solo pidiendo una cita con tu dentista sabrás cuál es mejor opción para ti!

Deja un comentario