¿Por qué tenemos caries?

Nuestra boca es un lugar muy ajetreado. Existen cientos de tipos diferentes de bacterias viviendo en nuestros dientes, lengua y encías. Las bacterias, como ya sabrás, son unos minúsculos organismos unicelulares que solo se pueden ver a través de un microscopio. Nuestro cuerpo necesita algunas bacterias para mantenernos sanos. Sin embargo, otras solo nos provocan dolor, especialmente cuando causan caries, o pequeños agujeros en los dientes. Si te sale una caries, el dentista tendrá que tratarla mediante un empaste, o cualquier otro tipo de tratamiento de odontología conservadora, dependiendo de cuál sea su estado.

Causas

A lo largo del día pasa todo tipo de comida por nuestra boca. Cuando comemos, las bacterias que viven allí comen también. Algunas bacterias producen ácido a partir del azúcar de los alimentos. Por esta razón, cuando comemos cosas dulces (caramelos, galletas y bebidas azucaradas) estamos ayudando a las bacterias a producir más ácido. El ácido es capaz de corroer el esmalte o la capa dura que protege los dientes. Con el paso del tiempo, esto puede causar caries e infecciones.

Afortunadamente, nuestra saliva contiene minerales, como el calcio y el fosfato, que protegen el esmalte de los dientes y reducen el ácido. El flúor de la pasta de dientes ayuda a hacer esto también.

Desafortunadamente, hay otra razón para que existan caries que no podemos controlar: los genes.

Los genes son pequeños códigos de información dentro de nuestras células que se heredan de nuestros padres. Son “instrucciones” para nuestros cuerpos que afectan a cómo somos por dentro y por fuera, cómo actuamos y crecemos.

Los genes pueden jugar un papel importante en si somos o no somos propensos a tener caries. Algunas personas tienen caries debido a sus genes, incluso aunque cuiden muy bien de sus dientes. Otras personas casi no tienen ninguna.

Prevención y tratamiento

No podemos cambiar nuestros genes, pero podemos controlar otras cosas. Mantener una buena salud bucodental mediante el cepillado, el hilo dental y en enjuague, las visitas regulares al dentista y evitar los dulces pueden ayudarnos a mantener las caries alejadas.

Por otro lado, si tienes una caries, los dentistas de Emedental pueden empastar el orificio para evitar que entren las bacterias y causen una infección grave.

Deja un comentario