La mejor sonrisa

LA MEJOR SONRISA, LA DE LOS MÁS PEQUEÑOS DE LA CASA.

Es por todos conocido, que la visita a ciertos médicos en edades tempranas puede causarles un temor o un pequeño miedo que entre los padres y los profesionales podemos superar sin mayor problema. La visita al dentista puede ser una de las candidatas a causar malas reacciones en los más pequeños.

Es importante normalizar la visita al dentista y trabajar desde la prevención, por lo que es oportuno planificar visitas rutinarias de revisión, aunque no haya dientes dañados. De esta forma, el niño lo vivirá como algo tan normal como ir al pediatra, y cuando sea adulto será más probable que siga acudiendo con asiduidad al dentista.

Hay que insistir en la importancia del cepillado y mostrar al niño y a sus padres cómo realizarlo de forma correcta. Cuando se trabaja con niños, los padres tienen que tener muy claras las pautas de actuación. Hay que insistir que los responsables de que los niños adquieran unos correctos hábitos de higiene bucodental son ellos, y que cuanto antes se empiece mejor. Desde bien pequeños los niños tienen que aprender a lavarse los dientes después de cada comida, y a realizarlo de la forma correcta.

En el caso de que la prevención haya llegado un poco tarde, o que por distintos factores la prevención no ha sido todo lo eficaz que quisiéramos, es a menudo necesario pasar a la acción y llevar a cabo los distintos tratamientos que cada pequeño paciente necesita.

Las ortodoncias infantiles son algo muy común y por eso, para las edades más tempranas en Clínica Emedental contamos con un servicio especializado de odontopediatría.

Con nuestro programa de odontopediatría logramos que nuestros pequeños pacientes lleguen a ser adultos con bocas sanas y para ello es tan importante la cooperación del niño como la ayuda de sus padres.

La primera visita del menor se recomienda que se realice  aproximadamente a los 3 años.

En esta primera visita, examinaremos los dientes, las encías y las estructuras óseas del niño para comprobar si hay algún problema. Además, los padres recibirán información acerca de la higiene bucal y del manejo de ciertos hábitos bucales como el chupete y la succión digital.

Cuidamos cada detalle adaptando incluso nuestras instalaciones para ofrecerles un ambiente relajado y cómodo para que cada visita sea mucho más agradable, logrando, de este modo, que se lleven una grata experiencia.

Para nuestro equipo, la mejor sonrisa es la de los más pequeños de la casa por ello, no nos cansamos de insistir en la importancia de la prevención desde edades tempranas. Los papás y el equipo de la Clínica debemos de luchar por un mismo objetivo: Lograr la mejor de sus sonrisas.

Deja un comentario